Sífilis

La sífilis es una infección grave, pero puede curarse. Ocasiona lesiones cutáneas ulcerosas en los órganos sexuales y en todo el cuerpo, los síntomas pueden aparecer y desaparecer en cualquier momento.


Puedes contagiarte de sífilis cuando la vulva, la vagina, el pene, el ano o la boca entran en contacto con las llagas durante las relaciones sexuales. Muchas personas con sífilis no se dan cuenta de las llagas y se sienten bien, de modo que es posible que no sepan que tienen la infección.


Sin embargo, en los casos que si presentan síntomas, estos son los más comunes:

SÍNTOMAS

En fase primaria

  • Llagas firmes, redondas e indoloras en el lugar de la infección (genitales o a su alrededor, ano o a su alrededor, boca o su alrededor).

En fase secundaria

  • Sarpullido en la piel

  • Ganglios linfáticos inflamados

  • Fiebre

En fase latente

  • No hay signos ni síntomas

En fase terciaria

  • Problemas en el corazón, el cerebro y otros órganos del cuerpo.

La sífilis puede curarse de forma sencilla con medicamentos si se trata tempranamente. Pero sin tratamiento, puede conllevar problemas realmente graves y permanentes como daño cerebral, parálisis y ceguera. Por ese motivo es tan importante realizar pruebas de ITS , cuanto antes sepas que tienes sífilis, más pronto podrás librarte de ella.

1 vista0 comentarios